Damián Alcázar. Anatemas, hematomas y predestinaciones

Les platico en sábado, algo que por delirante resulta hilarante.