Desigualdad. A 10 años del movimiento de indignados

El pasado 15 de mayo se cumplieron 10 años del movimiento español de indignados, que fue resultado de los severos daños que ocasionó la crisis inmobiliaria de 2008, la cual arrastró a economías completas como la griega y la islandesa, las cuales tuvieron que realizar severos ajustes y en el caso de la griega provocó su salida de la Unión Europea.

El movimiento de indignados fue un movimiento de inconformidad social derivado de la crisis de bonos inmobiliarios en el mercado estadounidense en el año 2008, dicha crisis expuso la vulnerabilidad del modelo económico vigente, un modelo que concentraba la riqueza, que condujo a serias desigualdades económicas y cuestionó la ética de sociedades enteras.

Derivado de ello, surgió el movimiento #OccupyWallStreet, donde se denunciaba la avaricia e impunidad de grandes conglomerados que con el propósito de elevar sus ganancias generaron una burbuja inmobiliaria, es decir, impulsaron la adquisición de bienes inmuebles, a través de préstamos y esquemas de financiamiento que se caracterizaron por el relajamiento de los requisitos bancarios y financieros para acceder a un crédito hipotecario.

BRONCA DE LOS CRÉDITOS INMOBILIARIOS

Ello propició que una gran cantidad de personas que adolecían de la suficiencia presupuestal o la estabilidad financiera necesaria, pudieron contratar un crédito inmobiliario, el que conforme el mercado fue ajustando sus dinámicas y tasas de interés, pronto exigió pagos cada vez más altos los cuales sólo cubrían el financiamiento y no así el capital.

Esta situación provocó la más severa crisis económica desde el crack de 1928, la cual reveló que la desigualdad económica no sólo un problema de distribución de la riqueza, sino exhibió que cuando el mercado se ajusta son los pobres a quienes más afecta esta circunstancia; mientras que, los responsables de dicha crisis poco se ven afectados y se mantienen impunes.

Ante esta situación se formaron sendas protestas ciudadanas donde denunciaban la obscenidad de la crisis y la desigualdad económica imperante, se criticó la integridad moral y ética de los grandes centros financieros, así como de la clase política que permitió dicha conducta.

La crisis de 2008 representa un quiebre en la confianza ciudadana hacia los partidos políticos tradicionales, fomentó una mayor participación social, se buscaron nuevas alternativas políticas, pero también permitió el ascenso de grupos sociales contrarios a la democracia, la legalidad y el respeto a los derechos humanos.

EN TODO EL MUNDO

Surgieron opciones políticas como Podemos o Ciudadanos, en España; sin embargo, también se impulsó decisivamente opciones políticas xenófobas y autócratas como Le Pen en Francia, Orban en Hungría, Johnson en Reino Unido, Erdogan en Turquía y Trump en Estados Unidos, además de partidos políticos de extrema derecha en ascenso en Alemania y Polonia.

Sin embargo, estas opciones políticas pronto demostraron ser igual de corruptas, hoy día las opciones de Podemos o Ciudadanos en España se encuentran debilitadas por escándalos de corrupción o ineficiencia de sus líderes.

DESEMPLEO

Hace 10 años 40% de la población menor de 30 años en España padecía desempleo, hoy se sigue presentando una tasa de desempleo superior a 22%, hace 10 años una persona destinaba 52% de su salario al pago de la renta, hoy destina casi 85%.

Como puede observarse la desigualdad económica sigue siendo un asunto irresuelto y que antes que reducirse se ha ampliado, el desencanto que se vive hoy día y la frustración con los actores políticos ha generado una enorme desconfianza pública y la falta de interés de involucrarse en la solución o deliberación de los asuntos de la vida en común.

Este escenario, permite que unos pocos sigan decidiendo por la mayoría, por lo que los beneficios se siguen concentrando en pocas manos, involucrarse en los asuntos públicos resulta una tarea urgente por parte de la sociedad.

El próximo 6 de junio los mexicanos saldremos a votar, lo que nos enseña la historia, los éxitos y los fracasos de las economías de otras latitudes deben servirnos de ejemplo de lo que podemos lograr evitar o tomar en cuenta...

...para no padecer.
Alberto Martínez Romero

Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM. Tiene un MBA por la Universidad Tec Milenio y cuenta con dos especialidades, en Mercadotecnia y en periodismo de investigación por el Tec de Monterrey. Tiene diversas diplomaturas en Habilidades Gerenciales por la Universidad Iberoamericana y se ha especializado en Relaciones Públicas y Atención de Crisis en Comunicación. Ha sido reportero y editor en medios como Reforma y El Universal. Fue corresponsal en Centroamérica para Reforma y Notimex. Colaboró en la realización del libro “La Huelga del Fin del Mundo”, de Hortensia Moreno y Carlos Amador, primer libro que se escribió sobre la huelga estudiantil de 10 meses en la UNAM en 1999.

...