El nuevo “Director Deportivo” de Tigres

No sólo se ha convertido en leyenda del club, André-Pierre Gignac también comienza a ser clave en la contratación de jugadores para el equipo.

No sólo se ha convertido en leyenda del club, André-Pierre Gignac también comienza a ser clave en la contratación de jugadores para el equipo.

Muchas expectación ha causado por estos días la noticia de que el jugador francés Florian Thauvin, campeón del Mundo con su Selección  en Rusia 2018, será contratado por Tigres para el próximo torneo.

El futbolista de 28 años de edad llegará como agente libre al equipo mexicano, procedente del Olympique de Marsella y sería el mejor pagado de la Liga MX con un salario que rebasaría los 6 millones de dólares anuales.

La noticia sorprende en el medio deportivo al ser un futbolista joven, de buen cartel, que optaría por venir a México en lugar de tomar otras ofertas que tiene sobre la mesa, como las del balompié italiano.

Pero su contratación no sería posible sin la figura de su paisano, André-Pierre Gignac.

El delantero, quien se ha convertido en leyenda en la institución de la UANL (que administra Cemex), no solamente ha hecho bien su chamba como jugador de campo, también se ha metido a “gestionar” algunas contrataciones que ha tenido el equipo últimamente.

Y pongo gestionar entrecomillado porque ese es el trabajo que debería hacer un Director Deportivo de cualquier club, pero Gignac bien podría estar ejerciendo esa labor en Tigres por las contrataciones de paisanos suyos, que vinieron al club en los últimos años, gracias a su recomendación, además de haber sido determinante para el inminente arreglo contractual de Thauvin.

Cabe señalar que el representante del susodicho es el mismo que el de Gignac, un agente galo de nombre Jean-Christophe Cano.

Ellos han convencido a Thauvin de venir al balompié mexicano y tomar la oferta de la nueva directiva de Tigres, comandada ya por los Mauricio, Culebro y Doehner, presidente del club y enlace de este último y Cemex, respectivamente.

Recordemos que Gignac llegó para Tigres en el verano del 2015, en una situación similar a la de Thauvin, como agente libre y también proveniente del Marsella.

Un año después, tras el éxito que representó el jugador francés, el club decidió apostar por otro a recomendación de André-Pierre: Andy Delort, desembolsando cerca de 8 millones de euros, de acuerdo con Transfermarkt, página especializada en costos de jugadores.

Mientras que en 2017, Gignac también dio buenas referencias de un defensor central de su país natal, Timothée Kolodziejczak, el cual costó a los felinos alrededor de 5 millones de euros.

Sin embargo, tanto Delort como “Kolo” no se adaptaron al entorno, el primero debido a que no le pudo competir en el puesto de delantero a su compatriota estrella, mientras que Kolodziejczak nunca asimiló las exigencias del entrenador Ricardo Ferretti.

Veremos si con Thauvin por fin logra funcionar un jugador de su recomendación y más ahora que tendrán una nueva idea de juego con el inminente nombramiento de Miguel Herrera como director técnico.

La realidad es que casi sin proponérselo, Gignac podría retirarse tranquilamente del equipo y ser Director Deportivo de la institución, con esa labor de convencimiento que ha tenido con sus compañeros europeos para venir al club.
Juan Reyna Loa

Periodista deportivo desde hace 12 años. Ha sido reportero y comentarista en radio, además de editor de medios impresos y digitales en Monterrey.

...