El pasado domingo el gobernador constitucional de Nuevo León, Dr. Samuel Alejandro Garcia Sepulveda, hizo en su rueda de prensa señalamientos de actos de corrupción que presuntamente fueron realizados por un señor de apellido Rodriguez a quien relaciona con el ingeniero del mismo apellido recién salido del cargo de gobernador, popularmente conocido como "El Bronco", quien por cierto niega tener un yerno o ahijado con ese nombre, pero si le rasca un poco puede ser que esté relacionado con su primer círculo de ayudantes que pasaron de ser sus cuidadores a ejecutivos del municipio de García, donde tiene instalado su feudo.

Es cierto que debemos denunciar los hechos que puedan constituir actos de corrupción en cualquiera de sus modalidades, sin embargo, ese deseo de verlos viviendo el régimen de consecuencias por dichos actos nos puede perturbar y confundir.

Hoy, en su carácter de "Vocero del Estado" no puede darse el lujo de violar el debido proceso, tenemos que recordar que el sistema acusatorio es garantista y por tanto, todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, eso será solo ante el Órgano Jurisdiccional.

De tal forma que aunque se tengan informes, datos, quizá video o fotos y otras muchas evidencias de que se ha incurrido en conductas delictivas: comentarios, investigaciones periodísticas por buenas que estas sean; mientras no formen parte de la carpeta de investigación, solo son indicios hasta en tanto sean valorados por el juzgador, entonces serán parte de la verdad legal y con ella vendrán las consecuencias.

Nos daría mucha pena que se hable mucho y se tenga poco resultado.

Si queremos hacer carpetas y procesos que tengan éxito, se requiere guardar silencio, es decir, reservarse los datos y esperar a dar a conocer los resultados fehacientes. La gente espera que se pase del discurso a los hechos, festejará con gran jolgorio el que alguno de esos peces gordos de la corrupción sean ingresados al penal y cuando se escuche el rechinado de las puertas de las celdas, será entonces cuando sea vea que esto es una realidad y no solo un discurso, como fue la Operación Tornado y otras similares: es aquí el gran momento de mostrarse diferente, incorruptible, único.

Cuando habla de tener un gobierno que va en serio contra la corrupción, le sugiero respetuosamente revisar con especial atención tanto al estado como a los municipios: todas las unidades o dependencias que tienen inspectores para hacer cumplir las leyes y reglamentos, ya sean de salud, comercio, alcoholes, trabajo,etc.

Muy especialmente a lo que ha venido ocurriendo en áreas muy específicas, cómo lo es Protección Civil, dependencia que debería prevenir desastres, atender las emergencias pero en la práctica, según fuentes fidedignas, así como los empresarios que se han quejado con el gober de los moches, así nos han dado queja del actuar de estas dependencias que se la pasan jodiendo a los empresarios con toda clase de pretextos para clausurar. 

Ellos no saben lo que es tener un negocio, lo que se sufre y con la mano en la cintura sin decir agua va, ponen sellos y a batallar integrando expedientes enormes y costosos, con la opción de la vía rápida aplicable a los amigos que aportan recursos o en especie; han sido caja chica de secretarios de gobierno y de Ayuntamiento.

Estos son temas donde hay que poner mucha atención, ya que designar en estas áreas a personas con experiencia en trabajar a favor de la recaudación extra-legal es igual a corrupción, eso no da congruencia de ser gobierno incorruptible.

Hacemos votos de confianza en que este nuevo gobierno de Samuel García; ahora sí va en serio contra este terrible flagelo.
Luis Gerardo Treviño García

Abogado egresado de la FD y C  de la U.A.N.L. Ha sido Presidente de Vertebra, N.L., actualmente Presidente de Fortaleza Ciudadana, miembro del Primer Comité de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción, ex Segundo Concejal Sindico del Concejo Municipal 2018. Miembro de diversos Consejos. Instituto de la Defensoría Publica, Folapac, Junta de Movilidad del Municipio de Escobedo, Consejo de Movilidad Segura del Municipio de Escobedo.

...