Selección francesa: la revolución napoleónica

El equipo galo de futbol pisa fuerte para conquistar Europa este 2021 y el próximo año revalidar su título Mundial en Qatar.

En materia de futbol, Francia vive un momento dulce que bien pudiera parecerse a dos periodos de su historia como nación: la Revolución Francesa y el Imperio Napoleónico.

Hace 3 años, durante la Copa del Mundo de Rusia 2018, el combinado dirigido por Didier Deschamps levantó la mano y cumplió con su etiqueta de favorito para ganar su segundo Mundial de la Historia.

Desde entonces vivió una “revolución”, en mayor medida por aquellos futbolistas de ascendencia africana, mismos que participan en clubes poderosos del “Viejo Continente”, como N’Golo Kanté, un elemento todoterreno que juega en el Chelsea de Inglaterra.

Ahora, la escuadra gala busca extender su dominio como el imperio de Napoleón y luce fuerte para adjudicarse este 2021 la Eurocopa y el próximo año revalidar su título en el Mundial de Qatar.

En la “Euro” abrió su participación con una victoria solvente sobre Alemania, que fungió como local en Múnich, en uno de los partidos del denominado “Grupo de la Muerte”, pues comparten competencia con Portugal (actual campeón de la Eurocopa) y la débil Hungría.

Además, luce poderoso en el ataque con el regreso de Karin Benzema, ausente durante 6 años debido a una indisciplina, y también con las inclusiones de Kylian Mbappe y Antoine Griezmann, este último jugador del Barcelona.

DOS FACTORES

Existen dos situaciones puntuales en el éxito de Francia: el mosaico multicultural de su plantilla y el nivel que han alcanzado en clubes foráneos.

Como ya mencionamos, en la Selección existen futbolistas de origen africano, pero también argelinos y de territorios franceses de ultramar, lo que conforma una muy buena integración cultural.

Mientras que de los 26 jugadores que participan en la Eurocopa, 20 incursionan en campeonatos de futbol fuera de Francia, además de que actualmente se incluyen 15 elementos que fueron campeones en el Mundial de Rusia.

El último antecedente francés, repitiendo éxitos en la Copa del Mundo y la Euro, ocurrió entre 1998 y 2000, cuando conquistó el Mundial del que fue sede en el 98 y dos años después se alzó con la Euro.

Hoy parece que va en camino de repetir el éxito y hasta superarse.
Juan Reyna Loa

Periodista deportivo desde hace 12 años. Ha sido reportero y comentarista en radio, además de editor de medios impresos y digitales en Monterrey.

...