Terror en el aire: Piloto sale 'volando' del avión después de romperse el parabrisas

Recientemente se viralizó este sorprendente accidente que ocurrió en 1990, en un avión de British Airways que viajaba desde Birmingham, Inglaterra, hasta Málaga, España.

Antes de continuar cabe aclarar dos cosas, que fue un evento real y que ocurrió hace 30 años, solo que recientemente, esta historia se viralizó en redes sociales.

Fue gracias al periodista y documentalista David Ferrier quien recordó está historia en Twitter retomando imágenes de un documental sobre está historia de National Geographic, emitido en el 2005.

LA HISTORIA

La mañana del 10 de junio de 1990, el vuelo 5390 de la aerolínea British Airways, con 81 pasajeros y seis tripulantes a bordo, partió del aeropuerto de Birmingham (Reino Unido) con destino   a Málaga (España).

Cuando la aeronave se acercó a los 17,000 pies de altura, comenzó la pesadilla.

El parabrisas lateral del capitán Tim Lancaster se rompió durante el vuelo, la repentina descompresión sacudió al avión y arrancó la puerta de la cabina, provocando que el cuerpo del piloto "volará" hacia el exterior, pero por fortuna sus piernas, quedaron metidas debajo de los controles. Nigel Ogden, uno de los tripulantes que se percató de lo que ocurría, se apresuró a sujetar a Lancaster de los pies.

Por su parte, Lancaster quedó aprisionado contra el fuselaje por varios minutos, soportando temperaturas temperaturas cercanas a los -17 °C y vientos de más de 600 kilómetros por hora.

Mientras tanto, el copiloto, Alistair Atchison, pidió permiso a la torre de control para un aterrizaje forzoso, pero como una "mala jugada" del destino, le fue imposible escuchar la respuesta y decidió descender con el riesgo de toparse con otros aviones.

Cuando el copiloto pudo reducir la velocidad, el cuerpo de Lancaster se deslizó por uno lado de la cabina, y se pudo ver su rostro ensangrentado y golpeado.

Finalmente, el avión logró aterrizar en el aeropuerto de Southampton (Reino Unido) y Lancaster fue trasladado a un hospital con vida, ningún pasajero resultó herido.

INVESTIGACIÓN

Las autoridades dijeron que la ruptura del cristal se debió a qué una noche antes del despegue se reemplazó una ventana del avión, pero se utilizaron pernos más pequeños y delgados.

Más DetonaLo que no te puedes perder

YSQ no anda bien

Ciudad de México: calles llenas, hospitales también