AMLO miente; números, no

Encueremos a la 4T

Desde el inicio de la administración de AMLO, ha habido mucho debate sobre la situación económica del País, así como los números que se reportan en diversas dependencias oficiales, incluyendo todo lo relativo al bicho.

El 1 de diciembre del 2018, cuando comenzó el sexenio de la 4T, el gobierno declaró que la economía iba a crecer un 4% anual, a pesar que se vislumbraban nubarrones de incertidumbre mundial y había factores internos que indicaban lo contrario. 

Hay que añadir a la pandemia Covid-19, que vino a perjudicar más a la economía en el entorno nacional e internacional.

De acuerdo a datos del INEGI, el PIB decreció 0.1% durante 2019. La situación en el presente año es peor, ya que en los primeros 10 meses la contracción es de - 9.8%, a pesar que AMLO lo niega diciendo que él tenía “otros datos”.

Al final tuvo que aceptar la realidad de los números, pero argumenta que “vamos muy bien, ya que aunque no hay crecimiento económico, sí hay desarrollo”.

Dice que sus programas sociales son eficaces al beneficiar a los pobres, concretamente a los adultos mayores, a “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

Dice que está entregando apoyo directamente a los campesinos, a las padres de familia para que paguen las guarderías, a los comités de planteles educativos y maestros para el mantenimiento y remodelación de las escuelas. 

Concentró las compras de medicinas y las licitaciones en la Oficialía Mayor de la SHCP, provocando desabasto de medicinas y afectando a los pacientes, desde niños con cáncer, hasta adultos con diversas enfermedades, sin olvidar la parálisis de obras públicas. 

NÚMEROS CRUDOS

Daré algunos datos económicos relevantes, para ilustrar la difícil situación que estamos viviendo:

La inflación lleva tres meses con aumento en los precios arriba del 4%, rango fijado por BANXICO. 

Se estima que la inflación al final de este año será del 4.6% anual.

La producción industrial ha caído 6.2%.

El sector minero tiene un decremento del 2.8%.

La construcción se ha desplomado en un 16.1%.

Las obras de ingeniería civil bajaron 25%.

La industria manufacturera se ubica con un 3.1% de decremento.

El número de homicidios dolosos a octubre 2020 (22,213) se mantiene prácticamente igual que en 2019 (23,582). 

La creación de la Guardia Nacional, cuyo objetivo es combatir la inseguridad que lacera a nuestra nación en todos los rincones, desmembró a la policía federal, a los servicios de inteligencia y otras entidades, lo que ha provocado que el crimen organizado y los delincuentes comunes aumenten sus fechorías, al no encontrar resistencia.

Los números de contagios y muertes de la pandemia Covid-19 se han convertido en una pachanga de contradicciones a cargo de López-Gatell y del mismo presidente.

López-Gatell declaró en mayo que sería catastrófico que alcanzáramos los 60,000 muertos; pues esa cifra llegó hace unos días a más de 100,000 y van más de 1 millón de contagiados.

El sub secretario de Salud dice que las medidas sanitarias se prolongarán hasta marzo de 2021.

Los números oficiales advierten que el Insabi no tiene capacidad de atención; proponen atender a 77 millones de pacientes, en lugar de los 55 millones de 2019, siendo que su aumento de presupuesto no es equivalente.

El gasto per cápita anual se redujo 33%, según un análisis del CIEP.

En el Insabi persiste la debilidad desde su creación, al no contar con un esquema de financiamiento congruente con sus objetivos de cobertura universal y para el próximo año disminuirá en 33% su gasto per cápita. 

Más de $33,000 mdp del Fondo de Salud para el Bienestar serán transferidos a la Tesorería de la Federación para hacer frente a los gastos derivados de la pandemia, cuando su aumento de presupuesto no es equivalente.

El Insabi pretende dar atención a padecimientos de alta especialidad con el Fondo de Salud para el Bienestar, cuyos recursos eran de $97 mil 108 millones de pesos para el segundo semestre de 2020.

Sin embargo, para el 2020 se contemplaron $40 mil millones de pesos, y a raíz de la pandemia, la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud para distraer hacia otros rubros, $33 mil millones de pesos de dicho fondo.

Lo increíble es que AMLO y sus seguidores no aceptan la realidad, con el argumento de que todo es culpa del neoliberalismo y los gobiernos anteriores.

ENCUERANDO A LA ADMINISTRACIÓN DE AMLO

Pues bien, voy a tratar de encuerar la verdad económica de la administración de este gobierno:
Ya comenté el tema del decrecimiento del PIB en 2020, solo haré referencia que provocó una fuerte caída en la recaudación fiscal de $74,000 millones de pesos. 

La recaudación del ISR tuvo una caída de $87,000 millones de pesos. 

El IVA bajó casi $43,000 millones de pesos. 

IEPS subió $20,000 millones de pesos. 

IEPS gasolinas subió $33,000 millones de pesos.

IEPS no petroleros bajó $12,500 millones de pesos.

Aprovechamientos subió $221,000 millones de pesos, provenientes del Fondo de Estabilización de Ingresos. 
El financiamiento al gobierno subió $185,000 millones de pesos, cuando el Congreso solo autorizó $540,000 millones de pesos y se estima que terminará en $725,000 millones de pesos.

El tema de PEMEX es dramático, ya que la extracción de barriles de petróleo ha caído en 135,000 diarios, que le cuestan al país alrededor de $96,000 millones de pesos, los que fueron transferidos por la SENER y PEMEX lo registra como ingreso, lo cual es falso. 

El 2020 ya es historia, 2021 viene igual o peor, pero AMLO tiene “otros datos”.

El Presupuesto de Ingresos de la Federación se estima en $6,500 millones de millones de pesos, un incremento del 5% comparado con el de 2020, tomando como premisa que la economía va a crecer 2%, lo cual es dudoso, debido a la incertidumbre de la economía mundial y de los inversionistas nacionales y extranjeros. 

El T-MEC  ha sido ratificado en EUA, México y Canadá; es una buena noticia, pero el gobierno no da señales de certidumbre y seguridad jurídica; la violencia y la inseguridad gravitan negativamente en el ambiente empresarial. 

Las señales de fortalecer la hegemonía partido-gobierno son cada día más claras; no hay contrapesos políticos entre los tres poderes y mucho menos entre la sociedad.

Cada mañanera es una rutina de descalificaciones y acusaciones a quienes están en contra del gobierno y la 4T. 
Insisto, no hay señales para crear un ambiente de confianza. 

Se constituyó el Gabinete de Crecimiento y Desarrollo Económico, encabezado por Alfonso Romo y los grandes capitanes de empresas, pero ¿dónde están las señales para las PYMES y otros sectores de la sociedad?

Romo acaba de reconocer que el gobierno está tomando decisiones como si estuviéramos creciendo a un 9% del PIB, cuando en realidad estamos decreciendo -9.8%, lo cual quiere decir que las obras símbolo de la 4t no serán viables desde el punto de vista económico ni social.

Para el año electoral 2021 harán cuanta maroma sea necesaria para solventar las elecciones y después vendrá una Reforma Fiscal que afectará al sector productivo, lo que provocará devaluación, inflación, desconfianza, pero AMLO dirá que tiene otros datos y sus programas sociales seguirán repartiendo dinero que no hay y tampoco alcanzará, afectando a los más pobres.
Ojalá me equivoque.

raul.monter46@gmail.com
@raul_monter
Raúl Monter Ortega.
Coordinador de Campañas Electorales a nivel Federal, Estatal y Municipal. Editorialista, observador y activista de la vida política nacional. Promotor de las libertades constitucionales de los mexicanos.
Catedrático y vicerrector de la Escuela Superior de Procesos Electorales.

Más DetonaLo que no te puedes perder

Diego sembró alegría en el pueblo y regó con su gloria el suelo

Bye bye Best Buy