AMLO propone al G20 evitar "medidas autoritarias" contra COVID-19

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso abandonar "medidas autoritarias" como el confinamiento excesivo o toques de queda para contener la propagación del COVID-19.
Tagged

Las autoridades de los países deben "confiar más la responsabilidad de la gente, garantizar ante toda circunstancia la libertad y abandonar la tentación de imponer medidas autoritarias como el confinamiento excesivo o el toque de queda", dijo López Obrador en la cumbre virtual del Grupo de los Veinte (G20).

El mandatario mexicano reivindicó así la política de su administración que ha rechazado todas las medidas obligatorias o sanciones, y las autoridades sanitarias recomiendan a las autoridades de los 32 estados de la federación mexicana la implementación de un semáforo sanitario.

López Obrador recomendó un elemento central en la cultura mexicana de "considerar a la familia como la principal institución de seguridad social, y evitar su desintegración".

En los hogares recomendó evitar la práctica de "abandonar a los adultos mayores en albergues o asilos que, por confortables que sean, nunca suplirán el amor que ofrecen los seres queridos".

Acompañaron al presidente en el encuentro con los líderes, los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Economía, Graciela Márquez; de Hacienda, Arturo Herrera; de Salud, Jorge Alcocer; y el subsecretario de Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

La reunión vía remota del G20 se celebra del 21 al 22 de noviembre y, según lo programado, terminará con la firma de una declaración de Riad.

El grupo está integrado por: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

El presidente de México propuso "evitar endeudamiento" público ante la actual crisis económica global provocada por la pandemia del coronavirus.

Los gobiernos deben encarar la crisis financiera, pero "evitar el endeudamiento y menos aun si es en beneficio de pocos y a costa del sufrimiento de muchos y de las nuevas generaciones", dijo López Obrador.

Las dos crisis simultáneas del mundo, la sanitaria y la económica, según el mandatario, han dejado "sufrimientos y calamidades", pero también lecciones oportunas.

Una de las lecciones, indicó, es que "la salud es un derecho humano fundamental, que el Estado tiene que garantizar haciendo a un lado el afán de lucro".

El rescate económico de los sectores afectados "debe hacerse de abajo hacia arriba, primero ayudar a los pobres", planteó el líder de la izquierda nacionalista mexicana.

Con este enfoque, planteó que los gobiernos eviten "centrar las acciones gubernamentales solo en destinar fondos públicos a empresas o a instituciones financieras en quiebra".

El objetivo de la cumbre es superar la pandemia, recuperar el crecimiento y el empleo, y la reunión telemática culminará el 22 de noviembre con la firma de una declaración de Riad.

Juntos, los miembros del G20 representan alrededor del 90% de la economía mundial y el 80% del comercio internacional.

El grupo empezó a sesionar a nivel de líderes desde 2008 con el objetivo principal de hacer frente a la crisis económica internacional que inició aquel año con las quiebras masivas en los mercados estadounidenses.

A medida que la economía mundial inició su recuperación, la agenda del G20 ha transitado hacia la implementación de acciones orientadas a mantener la estabilidad del sistema financiero internacional y "evitar que se presente nuevamente una debacle económica mundial", según la Cancillería mexicana.

En el foro también participan siete organismos internacionales: el Consejo de Estabilidad Financiera, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Mundial del Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Tagged
Más DetonaLo que no te puedes perder

YSQ no anda bien

Ciudad de México: calles llenas, hospitales también