Las rodilleras de Ebrard y la amenaza de una nueva guerra fría

Les platico: es patético que uno se tenga que enterar afuera de la casa, de lo que ocurre dentro.

Les platico: es patético que uno se tenga qué enterar afuera de la casa, de lo que ocurre adentro.

En los dos meses que anduvimos en Estados Unidos reporté en varios artículos cómo ven a México los grupos de banqueros y tenedores de los fondos de inversión de pensionados de los alrededores de NYC.

En Charlotte, Carolina del Norte, sede de los cuarteles generales de Bank of América, Wachovia y Wells Fargo, uno de los directores ejecutivos del segundo me dijo que tanto banqueros como empresarios estadounidenses están preparados para enfrentar malas noticias, pero no la incertidumbre.

Y ese fue el principal adjetivo con el que asociaron al gobierno de la 4T en las reuniones a las que asistí: incertidumbre.

En Merril Lynch -que tras ser fusionado por Bank of America hizo de ésta la quinta compañía más grande de Estados Unidos por ingresos y la tercera a nivel mundial- fueron más allá al calificar la deuda soberana de México como "chatarra".

A quienes no se les da la dialéctica materialista, les platico que ese calificativo hace más baratas las acciones o bonos que emite una empresa o gobierno, que el papel para tapizar paredes.

De otro tópico que me enteré en EU fue el desfachatado y descarado coqueteo del gobierno de la 4T con los de Rusia y China, los principales enemigos comerciales -y de otra índole- de nuestro poderoso vecino del norte.

LA DOBLE AGENDA DE MARCELO EBRARD

Las visitas de Ebrard a Rusia y China con los pretextos de negociar equipos para que México atendiera la pandemia y luego, para "gestionar" la donación de vacunas rusas chinas, fue el tema público de sus viajes.

El segundo tópico que se mantuvo oculto por más de un año y que hoy les revela éste su irreverente servidor en exclusiva nacional, fue acordar con los gobiernos tiránicos de Putin y Xi Jinping, que México "prestara" su territorio para montar aquí la base de la carrera espacial de Rusia, China, México y ciertos países latinoamericanos.

Con el pretexto de que -señoras y señores- (redoble de tambores) México entra de la mano de esos gigantes a la era espacial (jaja), el traspatio de los EU se convierte -desde el anuncio oficial de Ebrard sobre éste bodrio- en sede de los movimientos de otras índoles de rusos y chinos, teniendo pegadito a su principal enemigo, y no solo comercial.

En los próximos meses -de mí se van a acordar- se hará público que las embajadas rusa y china en México, se inundarán de "científicos" de esos países que vendrán a reunirse con sus contrapartes mexicanas, para diseñar las bases de ese programa aeroespacial. Sí, cómo no.

Será el pretexto perfecto para que no se alcen las cejas de la circunspección de los críticos del gobierno.

Hace tres días Ebrard salió con esa chupaleta y ayer se dio la primera reacción de EU ante lo que allá consideran una afrenta de vecinos: la rebaja a la calificación crediticia de PEMEX, por parte de una de las principales calificadoras del mundo.

Moodys anunció este martes 27 que aplicó una rebaja a la calificación de PEMEX, al pasar de Ba2 a Ba3 el rango de los papeles emitidos por la empresa.

Eso la coloca en el infame territorio de grado "basura". La decisión se basa -según un reporte al que tuve acceso- en la peligrosa dependencia del gobierno, de las finanzas y principalmente del flujo operativo de PEMEX.

Su Ebitda es el más bajo de todas las petroleras del mundo.

Para mis queridos amigos no financieros les platico que Ebitda es un indicador financiero -acrónimo del inglés earnings before interest, taxes, depreciation, and amortization- que determina el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros.​

Esa medida es la primera consecuencia de los coqueteos que el gobierno de la 4T -que no representa al sentir de los mexicanos- con Rusia y China- en las meras narices de nuestro principal socio comercial: Estados Unidos.

Llamé anoche a uno de mis contactos en Wall Street y me dijo a título personal, que esta es una advertencia diplomática de EU en respuesta al anunciado por Ebrard, inicio de la carrera aeroespacial de México, como socio de Rusia, China, Nicaragua, Cuba, Venezuela y otros nidos de gobiernos socialistas de América Latina.

Y ¿POR QUÉ NO CUBA?

¿Por qué no voltearon los rusos y los chinos otra vez hacia Cuba para ponerla como sede de las bases de "lanzamiento aeroespacial"? 

Porque los cubanos están levantados contra su gobierno, a diferencia de lo que ocurrió en los 60, cuando la famosa crisis de los misiles rusos que llegaron a apuntar hacia suelo norteamericano, a menos de 200 kilómetros de distancia de Key West, Florida.

Esta es la realidad detrás del pomposo y baboso anuncio de Ebrard.

En sus viajes a China y Rusia, lo primero que metió en sus maletas el maleta canciller que padece México, fueron sus rodilleras.

CAJÓN DE SASTRE

"Pobre México, tan cerca de Ebrard y sus compinches -que insisten en verlo como presidente- y tan lejos de EU", dice la irreverente de mi Gaby.

Plácido Garza

Plácido Garza. Presidente del portal noticioso www.detona.com. Nominado a los Premios 2019 "Maria Moors Cabot" de la Universidad de Columbia de NY; "Sociedad Interamericana de Prensa" y "Nacional de Periodismo". Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

...