Nuestro juego del calamar

Las visitas a los juzgados familiares

Nos ejercitamos al calor de la canícula. En medio de los chubascos impetuosos de la naturaleza. A correr bajo las cascadas. Evadir la furia de los cuerpos en tránsfuga. Ocultarse en medio de los autos detenidos o las escaleras en los apartamentos. 

Rodilla raspada. Cascarita de piel liga. Gotas de sangre. Nos convierte en héroes de la cuadra. Del barrio y del sector urbano. 

Acenso a los árboles. Dar el pase de gol explotando en el cristal de la ventana del vecino. Fuga. Toma el balón. Sálvese quien pueda. 

A todo eso, incluyendo el no uso de los cinturones de seguridad en los vehículos familiares. Ingresar a la alberca antes de las dos horas de haber comido. 

Trepar los cerros

Dormir en el exterior. En las cuevas mientras los murciélagos sobrevuelan por las cabezas. 

Cocinar alimentos en brasas. Toda una vida al aire libre. Con el mejor pasado del sudor, la sangre y la hermandad.

Después de 50 años, los parques vacíos, ya maduros más nunca viejos, nos sentamos a mirar caer la tarde.

En los columpios, donde apenas nuestra cintura permite resbalar contra el viento. Aquí vamos.  

Cerrando los ojos. En el olvido de las jornadas de trabajo. Las visitas a los juzgados familiares.

Con el hígado desecho y las pastillas para controlar la alta presión. 
Gerson Gómez

Morelense de cepa Regiomontana. LCC con especialidad periodismo (UANL). Doctor en Artes y Humanidades (I.C.A.H.M.). Tránsfuga de la mesa de redacción en diferentes periódicos como El Diario de Monterrey, Tribuna de Monterrey, y del grupo Reforma en el matutino Metro y vespertino El Sol. Escort de rockeros, cumbiamberos, vallenatos y aprendices al mundo de la farándula. Asiste o asistía regularmente a conciertos, salas de baile, lupanares, premieres, partidos de fútbol y hasta al culto dominical. Le teme al cosmos, al SAT, a la vejez y a la escasez de bebidas etílicas. Practica con regularidad el ghosting. Autor de varios libros de crónica como Hemisferio de las Estaciones, Crónicas Perdidas, Montehell, Turista del Apocalipsis, Monterrey Pop y Prêt-à-porter: crónicas a la medida.

...