Policías de San Pedro extorsionan y estorban, por órdenes del alcalde

Se llama Carlos, es de Matamoros y tuvo la desgracia de conducir por la avenida Lázaro Cárdenas, en San Pedro Garza García, donde Miguel Treviño de Hoyos aposta a sus patrullas para obstaculizar el tráfico y además, a cuanto vehículo detectan con placas foráneas, lo detienen y ahí empieza el desmadre, porque -en boca del propio afectado- les ponen una buena chingotiza. En publicaciones anteriores, DETONA ha evidenciado la inutilidad de esos retenes que frenan la movilidad, factor importante para el desarrollo de cualquier comunidad. Bueno, pues al menos los de la patrulla 766, de las viejitas del municipio, se dan gusto en eso de las malas artes. Otro automovilista proveniente de Coahuila que pidió omitir su nombre, corroboró lo dicho por el tamaulipeco Carlos y fue más allá: "En frente de mí, los de la patrulla 766 manipularon una cámara que traen montada en el pecho y apenas se apagó el foquito, me dijeron literalmente: ´nosotros nomás obedecemos órdenes de los jefes". Y el jefe de todos ellos pues es Miguel Treviño, así que ya saben, amigos, cuidado con esos retenes, producto de la corrupción que caracteriza a este alcalde, que tiene la osadía de querer ser adoptado por el MC para brincar de ahí a una candidatura por la gubernatura de NL. Seguramente con este tipo de acciones, va a llegar "muy lejos" en sus aspiraciones políticas. Ándale, Miguel, síguele.